Saltar al contenido

Cómo plantar café

Cómo plantar café

El café es una planta que goza de una importante relevancia en la economía mundial, ya que sus granos se emplean para preparar una exquisita bebida que envuelve de complicidad y calidez los hogares y oficinas. En este post queremos enseñarte sus principales características, así como los requerimientos y cuidados esenciales para plantar café.

Características de la planta de café

La planta conocida con el nombre de café es un arbusto de tamaño mediano que puede llegar a medir algunos metros (generalmente no pasa de los 12). Sin embargo, en las plantaciones de América es normal que estas plantas sean menores a 6 metros, ya que de esta manera se incrementa el rendimiento y se efectúa más fácilmente la cosecha.

Sus flores son blancas y de gran tamaño. Estas desprenden un olor característico y el fruto contiene las semillas que se hallan en número par.

Cultivo del café

Aunque existen diferentes especies utilizadas para plantar café, la principal es la Coffea arábica,que en la actualidad posee también numerosas variedades. Para llevar a cabo el proceso de cultivo de café desde la semilla o granos, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

Suelo

En la siembra de café es imprescindible tener en consideración el tipo de terreno o sustrato donde se va a realizar este procedimiento, ya que tiene que proporcionar el soporte adecuado y permitir el crecimiento de las raíces, por lo que no puede estar formado por un subsuelo con roca dura, ni tampoco ser ligero.

Lo ideal es que el suelo tenga una contextura intermedia, con un pH con valores que oscilan entre los 5 y 5,5, además de requerir cierta cantidad de materia orgánica, profundidad para el desarrollo de radical y tonalidades preferiblemente oscuras que mantengan la temperatura cálida del mismo.

Temperatura

Como en todos los organismos vegetales, la temperatura posee gran influencia para  el crecimiento y desarrollo de una planta de café.  Para plantar café generalmente se necesita un aproximado de 4 o 5 horas de radiación solar, con una temperatura óptima de 18 a 22 °C.

En estos valores las plantas se pueden encontrar sin sombra sin presentar inconvenientes, pero con cifras más elevadas, se produce alteración tanto del número como de la calidad de los productos, por lo que la presencia de sombra se hace esencial.

¿Cómo sembrar granos de café?

Al poner en prácticas los métodos de siembra del café, es común que se empleen sus semillas o granos: se puede emplear directamente en un terreno apropiado o establecer semilleros o almácigos a los que posteriormente se les haga un trasplante.

Tratamiento germinativo

Para plantar café con semillas, es necesario someterlas a un pequeño tratamiento, para lo que inicialmente se debe despulpar el grano, para continuar proporcionándoles un poco de agua y finalmente se deben colocar estas estructuras de la planta al sol por un lapso aproximado de 24 horas.

Semilleros o almácigos

Después de este pre-tratamiento germinativo, las semillas de café para sembrar quedan listas. Hay que escoger el lugar de plantación o decidir si se va a optar por la realización de semilleros, los cuales van a ameritan posteriormente de un trasplante.  Es importante efectuar en esta etapa un riego adecuado para que se mantenga la humedad y se produzca la germinación.

Trasplante de la planta del café

A una longitud aproximada de 15 a 20 cm, ya la planta se encuentra en su estado idóneo para ubicarse en su lugar permanente. Para esto se necesita elaborar en el terreno una serie de hoyos donde se sembrará. 

Estos hoyos tienen que abrirse en el tiempo adecuado con anticipación al trasplante (alrededor de un par de meses) para que la tierra reciba influencia atmosférica. Debe dejarse una distancia de la siembra de café de aproximadamente dos por dos metros y medio para plantar café arábico.

Cuidados del café

Aparte de las características y los requerimientos mencionados sobre las condiciones para plantar café, también es necesario cumplir con una serie de cuidados luego de la siembra.

Riego

Como en todas las siembras, las plantaciones de café ameritan de un riego apropiado para mantener la humedad, pero evitando el exceso de agua que puede ocasionar que se produzcan algunas enfermedades. Una etapa en la que también se demandan grandes requerimientos de agua suele ser después de la fructificación.

Fertilización

La fertilización es una actividad que puede resultar útil al momento de plantar café: todo depende de la variedad y de las características del suelo. Asimismo, otro de los cuidados que una planta de café necesita es con respecto a su poda, con la que se va a mantener un crecimiento uniforme y se facilitará la cosecha de estos productos.

Cosecha

La temporada de floración suele prolongarse en el café y con la de fructificación ocurre lo mismo. Esto se motiva a que no se produce la maduración de los frutos a la par. 

Generalmente el periodo varía en base a diferentes caracteres como lo son la variedad, el clima, el procedimiento de siembra empleado, así como el tipo de sustrato.

El procedimiento es sencillo, pero es necesario que se efectúe en el momento preciso, es decir, cuando se alcanza la madurez, que se apreciará cuando las semillas de café adquieran una tonalidad roja oscura.

También hay que mantener el lugar o terreno libre de hierbas para asegurar que se mantenga la aireación necesaria del suelo para el desarrollo de la planta de café.

Esperamos que este artículo haya aclarado tus dudas acerca de cómo plantar café. Si te ha resultado de utilidad, compártelo en tus redes sociales.